Protocolo Domótica con KNX

Protocolo Domótica con KNX

Para empezar queremos transmitiros las nociones y conceptos básicos de este protocolo para que podáis comenzar a trabajar con él. Más concretamente nos vamos a centrar en el sistema cuando utilizamos como medio de transmisión un par trenzado, por otra parte el que más se utiliza actualmente aunque como ya hemos comentado por el portal existen otros como power line o radio frecuencia.

Lo más importante es empezar definiendo lo que se entiende por topología. Entendemos por topología a la estructura que adquiere la red de comunicaciones a través de la cual se comunican todos los componentes bus de la instalación. La topología en KNX se divide principalmente en áreas y líneas básicamente. Un área alberga varias líneas y una línea alberga a su vez a segmentos de línea, siendo los segmentos de línea la unidad más pequeña en la topología KNX. Como todo en este mundo y más si hablamos de tecnología, tenemos un límite el cual no podemos sobrepasar en una instalación si queremos que todo funcione correctamente. Una línea consta de un máximo de 4 segmentos de línea y cada segmento de línea puede “acoger” a un máximo de 64 componentes bus. Como máximo cada área puede acoger a 15 líneas y el número máximo de áreas en la instalación puede ser de 15.

No hace falta que os pongáis a echar cuentas, os echamos una mano; el número máximo de componentes bus en una instalación en esas 15 áreas y aprovechando al máximo el sistema bus es de 58.000 aparatos. Esta claro que dividiendo la instalación KNX en líneas y áreas, la funcionalidad del sistema se incrementa considerablemente haciendo posible utilizar KNX en grandes instalaciones.

Gestionar la comunicación de todos los componentes de forma eficaz y diseñar las instalaciones correctamente requiere conocer KNX profundamente ya que como veis es un sistema complejo con una importante estructura de red y con un protocolo y procesos muy buen definidos en todos sus niveles y capas. Vamos a seguir intentando transmitiros unos cuantos conceptos más.

Todos los componentes bus están distribuidos por la instalación. En la instalación existen unos componentes especiales llamados acopladores, los cuales funcionan de una manera u otra en función de su ubicación y del firmware que tengan embebido. Estos acopladores realizan la función de amplificadores o de filtros. No nos olvidemos de las fuentes de alimentación que también están enganchadas al bus, dando alimentación a los componentes bus, de hecho, el número real de componentes bus conectados dependen de las fuentes de alimentación seleccionadas y del consumo de cada aparato individual. Cada segmento de línea debe ser alimentado mediante una fuente de alimentación adecuada.

Dicho esto, ya nos podemos meter más en el meollo de la cuestión. Cada componente bus puede intercambiar información con cualquier otro componente bus por medio de telegramas. Los acopladores pueden denominarse acopladores de línea o de área en función de si conexionan diferentes líneas (acopladores de línea) o diferentes áreas (acopladores de áreas). En estas conexiones el acoplador se diseñará en función de nuestras necesidades para que actúe como un simple amplificador o como un filtro. El aspecto del componente físico es el mismo, lo único que cambia es el software que lleva embebido. Es importante señalar que estos acopladores cuentan en el direccionamiento de los componentes como uno más, reduciendo el número de componentes máximo en función de los que tengamos que poner. Del direccionamiento en KNX así como las famosas “banderas” de KNX os prometemos que os hablaremos en el próximo artículo que será muy pronto.

Para terminar vamos a explicar la diferencia entre acopladores de línea y área cuando funcionan como amplificadores o repetidores. El acoplador que funciona como amplificador lo único que hace (que no es poco) es amplificar los telegramas que le llegan por un extremo y pasarlos al otro amplificados. Se utilizan como expansión de esa línea o área para cubrir distancias entre componentes bastantes grandes, en concreto tenemos con cada acoplador funcionando como amplificador una longitud de cable adicional de 1.000 metros . Un acoplador que funciona como filtro sólo dejará pasar de un extremo a otro los telegramas que tenga en su tabla de filtros, usualmente, los telegramas que vayan dirigidos a algún componente que se encuentre fuera de la línea o área a la cual pertenece. Con esto evitamos tráfico de telegramas innecesarios en la instalación, evitando colisiones y posibles “colapsos” del sistema.

¿Te gusta? Comparte!!!

Deja un comentario