LA PREINSTALACION DOMOTICA

LA PREINSTALACION DOMOTICA

La preinstalación Domótica en muchas ocasiones es la gran olvidada a la hora de realizar el proyecto inicial en una vivienda. No contar con ella genera que luego los usuarios tengan problemas a se vean limitados a la hora de instalarse un sistema domótico.

Se puede realizar de diversas formas atendiendo a criterios de menor número de tubos, centralización de funciones o equipos en función del tipo de equipamiento empleado…

Con la preinstalación domótica se pretende dotar a la vivienda de los elementos necesarios para poder dotarla posteriormente de servicios desde básicos hasta avanzados, de control y confort utilizando nodos, sensores, actuadores y sistemas autónomos. Se puede realizar una preinstalación con mayor infraestructura que la necesaria para el proyecto domótico diseñado con la finalidad de ampliarla si se desea posteriormente.

Una vez estudiados los servicios a ofrecer al cliente, los planos eléctricos y otras instalaciones de interés en la vivienda, la ingeniería debe realizar las memorias, planos y mediciones que concreten el proyecto.

Con esto el promotor / constructor obtiene mayor caché y más argumentos de venta y el usuario final tiene la libertad de instalarse el sistema domótico que más se adapte a sus necesidades sin necesidad de hacer reformas posteriores.

Elementos a tener en cuenta

La caja de empotrar domótica

Normalmente suele contener nodos de mando, por lo que su ubicación dentro de la vivienda será en una zona cómoda para su utilización. El hall y cocina son los lugares habituales. Se intentará que quede discreto, evitando que tome especial protagonismo.

A esta caja deberán llegar los tubos correspondientes a:

  • Cable de bus
  • Cable de sensores.
  • Cable de alimentación 230VAC protegido por PIA.
  • Línea telefónica, entrada y salida.
  • Cable del portero automático.
  • Cable termostato, control de caldera.
  • Línea de datos desde el hub o punto de acceso.

PERIFÉRICOS

Ubicación de sensores interiores:

  • Detector de humo. Se instalan en el techo, normalmente en el hall y pasillos, cerca de la cocina pero nunca dentro de ella puesto que se estropean con la grasa y producen falsas alarmas.
  • Detector de fuego Termovelocimétrico. Se instalan en el techo de cocina y cuartos de caldera para detectar subidas bruscas de temperatura.
  • Detector de gas. Se instalan normalmente en cocina y cuarto de caldera que tengan gas como fuente de energía. En función del tipo de gas tiene una ubicación: gases pesados de 15 a 30cm del suelo, gases ligeros de 15 a 30cm del techo.
  • Detectores de presencia: Se pueden colocar en cualquier estancia. El número de detectores colocados depende del nivel de domotización de la vivienda. Se ubican en función de la tipología de la habitación.
  • Sondas de agua: Se instalan en baños, aseos, cocina, cuartos de caldera.
  • Sondas de temperatura interior: Se suele ubicar en el interior del termostato que controla la caldera. Este termostato está normalmente en el salón o hall. En viviendas grandes es posible tener más de un termostato, uno por cada zona de calefacción.
  • Sensor de temperatura y humedad: Se ubica en el interior de la vivienda, generalmente en el salón o en las habitaciones.
  • Sensor de rotura de cristales: Se colocan en cualquier lugar de la estancia.
  • Contactos magnéticos en ventanas y puertas que den a la calle.

Para la preinstalación de todos los sensores se debe prever la salida de un tubo corrugado de al menos 20 mm.

Ubicación de nodos y sensores exteriores:

  • Sirena exterior: Su ubicación habitual es en la fachada principal de la vivienda, en un lugar visible y de difícil acceso desde la calle.
  • Medidor de luz exterior: No existe un lugar específico, ya que la luz medida en un punto exterior cualquiera se toma como referencia para toda la vivienda. Se deben evitar fuentes de luz artificial intensas.
  • Sonda de temperatura exterior: Debe estar ubicada en el exterior de la vivienda lo más cerca posible del nodo que recibe la señal de la sonda de temperatura.
  • Sonda de lluvia: Se ubican en el exterior de la vivienda en una de las fachadas principales.
  • Anemómetro: Se coloca en la fachada donde estén los toldos que se van a controlar. Si hay toldos en dos fachadas, se colocarán dos anemómetros.

Para la preinstalación de todos los sensores se debe prever la salida de un tubo corrugado no inferior a 20 mm.

Ubicación de actuadores:

  • Actuador de corte de agua: Se coloca a la entrada de la acometida de agua en la vivienda.
  • Se ubica dentro de un registro al que llega un tubo corrugado de 20 mm desde el nodo de control correspondiente.
  • Actuador de corte de gas: Se coloca en la entrada de gas a la vivienda. Se debe dejar prevista una salida de tubo corrugado de 20 mm.

Ubicación de pantallas táctiles:

  • Se colocan en una zona común de la vivienda dependiendo de las necesidades y gustos del cliente. Se puede colocar más de una pantalla. Generalmente se sitúan en la cocina, salón, entrada principal de la vivienda o en el dormitorio principal, dejar previsto una salida de tubo corrugado par el bus de comunicaciones.

Ubicación de receptores de infrarrojos:

  • Se colocan en la habitación donde se quieran controlar los elementos, en un punto en techo o pared evitando ser tapados con muebles o decoración, de este punto colocar un tubo corrugado en el que irá un cable de sensores hasta el nodo receptor de infrarrojos.

REGISTROS DOMÓTICOS

Depende del sistema domótico elegido, los registros domóticos sirven para alojar nodos en su interior o para unificar corrugados. Estos se ubican cerca de las puertas de acceso a la habitación. Se colocan al lado derecho de los registros eléctricos y hay que marcar un tubo que los una. Existen registros de varios tamaños (100×100, 100×160, 200×200 …), y la elección del tamaño dependerá de la función que desempeñe dicho registro.

Se puede prever una caja de empotrar cerca de las ventanas para una posible automatización de persianas o toldos. No es necesario que exista caja eléctrica. A esta caja deben llegar el tubo corrugado del bus, pulsadores, y 230VAC de la caja eléctrica así como un tubo al tambor de la persiana. Si existe ya un registro en la habitación es recomendable poner un registro más grande de lo necesario para dar los servicios de persiana e iluminación desde ese mismo registro.

CABLES

Se debe marcar por donde pasarán el cable de bus y el de sensores. El cable de sensores se debe distribuir de tal manera que conecte el sensor o actuador con el nodo de control correspondiente. El diámetro del tubo del cable de sensores no debe ser inferior a 20 mm.

El cable de bus debe recorrer todas las estancias domotizadas, conectando todos los registros que contengan nodos y llegando a la caja de empotrar.
El diámetro del tubo del bus debe de ser de 25 mm.

En viviendas de más de una altura, generalmente se utiliza el cuadro de supervisión como lugar de conexionado entre las diferentes plantas para mantener una estructura de bus.

Para distribuir correctamente el cable de bus por toda la vivienda, hay que tener en cuenta las restricciones de velocidad y número de nodos, así como las terminaciones de red pertinentes. También se debe tener presente que el cable de bus debe ir en un tubo corrugado independiente del cable de 230 VAC.

¿Te gusta? Comparte!!!

Deja un comentario